Achterland, Madrid | Coolturebox
82015
fn-base-class,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Achterland, Madrid

Achterland, Madrid

Cuando agotó las posibilidades del minimalismo, Anne Teresa de Keersmaeker se abrió hacia nuevos derroteros. Investigó a fondo en la música y la musicalidad de los cuerpos, un tema que será fundamental. También incorporó el elemento masculino. Para entender esta transición, Achterland (1990) se presenta como una obra bisagra y clave. Es la primera de su larga lista de coreografías, en la que aparecen bailarines masculinos. Están, eso sí, en un segundo plano, como si todavía no supiese exactamente cómo moverlos o qué hacer con ellos. La escena en la que uno de los chicos intenta llamar la atención de las cinco bailarinas sin que ellas le presten la más mínima atención, aparte de divertido, es un momento ilustrativo. En este sentido, Achterland es preeminentemente femenina con presencia masculina.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Coolturebox utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar