Cuentos de Azúcar, Barcelona | Coolturebox
59534
fn-base-class,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Cuentos de Azúcar, Barcelona

cuentos de azucar

Cuentos de Azúcar, Barcelona

Bailaora y coreógrafa imprescindible en la escena del flamenco de nuestro tiempo, la artista nos invita a un viaje escénico que utiliza el cante, la música y el baile para introducirnos en las tradiciones musicales de la isla de Amami, en Japón.

¿Hay alguna manera de que personas que hablan lenguajes diferentes y que provienen de contextos culturales que tienen poco en común lleguen a entenderse? Eva Yerbabuena y los artistas con los que trabaja lo han logrado utilizando lenguajes universales como la música, la danza y, especialmente, una espiritualidad que tanto empapa el flamenco que ella conoce bien como la cultura asiática, protagonista de un espectáculo en el cual se combinan instrumentos musicales de tradiciones diferentes. Y es que las texturas sonoras del flamenco y la tradición oriental tienen un punto de encuentro en una serie de imágenes potentes y universales: desde una ola a unos tambores de guerra. La cantante japonesa Anna Sato es quien introdujo a Eva Yerbabuena en la cultura propia de las islas Amami, al sur del Japón, y la ha ayudado a crear el espectáculo. Escucharéis cantos populares de esta zona, de donde proviene Sato, una de las artistas que mejor representan a la nueva generación de intérpretes de las Amami y que se está esforzando en dar a conocer a occidente los shima uta, el legado musical de unas islas que, pese a formar parte de Japón, conservan un dialecto y una cultura propias.

Ahora, Eva Yerbabuena comparte experiencia artística con Anna Sato, que ya había colaborado con coreógrafos de tanto prestigio como Sidi Larbi Cherkaoui. Yerbabuena es una intérprete que ha sabido combinar el flamenco con los registros de la danza contemporánea y que ha protagonizado una carrera meteórica que la ha convertido en una de las bailaoras y coreógrafas flamencas más renovadoras e interesantes del momento. Vista en el Grec por vez primera en 2007, cuando presentó Santo y seña, volvió al festival en 2010 con Lluvia, ya convertida en un valor reconocido de la danza. Ahora, visita el Mercat de les Flors con un apasionante intento de unir oriente y occidente con el hilo del arte.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Coolturebox utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar