Antes muerta que convicta, Zamora | Coolturebox
58274
fn-base-class,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Antes muerta que convicta, Zamora

Antes muerta que convicta monologo beatriz rico

Antes muerta que convicta, Zamora

Antes muerta que convicta, monólogo de Beatriz Rico que nos hará reír, desconectar de los problemas y disfrutar con una actriz genuina y llena de matices.

Carolina cumple trabajos sociales limpiando teatros tras pasar tres meses en la cárcel. El que sigue dentro es su marido don Mauricio (Mauri), un empresario de altos vuelos que parece haber caído en desgracia desde su polémico matrimonio.

Carolina (al igual que su hermana, la viuda Patricia) dejó su pueblecito de Huelva para triunfar en Madrid, aunque su objetivo era muy diferente: casarse con un hombre rico. Una vez conseguido y tras un breve matrimonio, su vida da un vuelco y ambos se ven en la cárcel. Cuando ella es puesta en libertad y también se ve libre de la vigilancia de Mauri, se plantea su verdadero objetivo: entrar de concursante en La Voz de Telecinco. Más motivada que nunca se presenta al casting con una (según ella…) perfecta imitación de Beyoncé, que al parecer no fue precisamente así.

Ella en este momento está limpiando el teatro en el que tiene que actuar Dani Rovira, pero llega la noticia de que éste no llegará a tiempo porque “ha tenido algún problemilla con el avión, en el que por cierto se encontró con su amigo Melendi”. Es entonces cuando Carolina aprovecha para, cumpliendo su sueño de actuar y tener público, ponerle a éste al día de su vida, aventuras y desventuras. Desde su azarosa vida con “mi Mauri”: compras (“yo a mi marido le contaba todo, hasta el último céntimo”), malentendidos (“que no Mauri, que no salgo. Que la última vez que salí fue de un grupo de Whatsapp”), y su peculiar vida sexual (“el pobre lo hacía tan mal que esos tres minutos se me hacían largos”), hasta su fugaz paso por la cárcel pasando por su vida en el pueblo y su primer novio, el Chusco (“no era guapo. Tú sabes que algo no va bien cuando tus amigas te dicen: lo importante es que te guste a ti”), sin olvidar por supuesto su actual gran sueño de entrar en La Voz. Para demostrar sus capacidades no dudará en exhibir ante el público sus “perfectas imitaciones” de los triunfitos más conocidos, Gilda con guantes de fregar o la mismísima Lola Flores, mantón en mano.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Coolturebox utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar