La muerte de Sherlock Holmes, Sevilla | Coolturebox
79711
fn-base-class,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

La muerte de Sherlock Holmes, Sevilla

La muerte de Sherlock Holmes

La muerte de Sherlock Holmes, Sevilla

Londres, 1901. Sherlock Holmes está a punto de destapar la malvada organización del profesor Moriarty, la mente criminal más grande de todos los tiempos. Tras una desternillante persecución en “coches de caballos” se verán envueltos en una despiadada pelea y acabarán cayendo por un barranco. Los periódicos no tardan en hacerse eco de la desaparición y muerte de Holmes y Moriarty.

Watson, sin saber qué hacer y sumido en la más profunda depresión da por finalizada la obra y manda al público a casa, aunque en ese momento Sherlock “regresa de entre los muertos” dando un susto de aúpa a Watson y explicándole lo ocurrido.

Por la tarde, felizmente reunidos en el 221 de Baker Street, Watson y Holmes reciben la visita de un extraño personaje, quien resulta ser el mismísimo Jorge V, el Duque de York y futuro Rey de Inglaterra, bajo el ridículo seudónimo de Conde Duque de Olivares. Les explicará que está a punto de hacerse público su compromiso de matrimonio y la importancia de recuperar cierta fotografía comprometedora, donde aparece desnudo y en “extrañas y sospechosas posiciones corporales” con una mujer: Irene Adler.

Holmes y Watson visitan a la Srta. Adler en una de sus actuaciones operísticas, quien supuestamente tiene la fotografía, con el objetivo de robarla y recuperarla, pero la Srta. Adler los descubre infraganti y les cuenta que esa horrible foto se la cambió hace tiempo a un ex amante suyo llamado Moriarty, muy bueno en la cama para más datos, por un collar de perlas que resultó ser falso. Holmes y Watson dan por cerrado el caso, ya que creen muerto al profesor Moriarty. Sumidos en el tedio y entregados a los más depravados vicios, reciben una nueva visita del Duque de York, quien trae una carta que ha recibido esa misma mañana del mismísimo Moriarty, el Napoleón del crimen, donde le exige el Kokosnik real, la joya preferida de la reina, a cambio de no hacer pública la fotografía.

Una vez en el castillo del malvado profesor Moriarty, tras quedar encerrados en una cámara de gas, luchar despiadadamente contra “The invisible man”, y salir Holmes victorioso en la resolución de un sudoku gigante, lograrán recuperar la fotografía y devolvérsela al Duque de York. Aunque ha habido un pequeño contratiempo: Moriarty ha conseguido escapar llevándose a una persona del público como rehén.

¡La caza continúa!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Coolturebox utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar